De la Isla de Flores en Guatemala y mis intentos frustrados de ser voluntaria

Isla de Flores, Guatemala

IMG_20160314_183048
Lago Petén Itzá

¡Por fin llegamos a Guatemala! 🙂 Al final no nos costó nada cruzar la frontera del Ceibo: cero problemas y cero pagos. Ya llevamos una semanita casi y aunque lo primero que dijo Pimenta cuando nos bajamos del bus fue “No me doy cuenta de que ya no estamos en México”, las diferencias son bien visibles ahora. Los guatemaltecos son… ¡AMABLES! Nos ayudan, nos guían, nos reciben simpáticos, y estamos tranquilos. Parece raro decir esto pero… SONRÍEN. Llevamos tiempo pensando que todo era un poco raro en los lugares de México donde estuvimos, que la gente no parecía entendernos, que hablar el mismo idioma no era suficiente. Muchos conductores o dependientes no nos miraban a la cara mientras nos atendían, a un gracias nuestro nos contestaban “ahá” y solo nos ayudaban a cambio de dinero. La mayoría, obvio. De nuestra experiencia, obvio. También nos encontramos con mexicanos bien simpáticos, no se enojen. Aunque llevamos poco tiempo, la hospitalidad y la sonrisa de la gente por la calle nos hace sentir bien y estamos muy contentos.

IMG_20160313_154437
Familias felices se remojan a diario en el lago, aunque el agua sea un caldito
IMG_20160312_184103
Mercadito diario con manjares locales a solo 5 y 10 quetzales

Eso sí, sigue costándome ir a pasear sola a la calle. Muchos hombres de aquí, al igual que en todo el mundo, parecen no haber completado la fase evolutiva y se creen que la manera de halagar a una mujer es mirarla fijamente hasta que se sienta intimidada. Me da pena tener miedo y que mi madre le diga a mi novio que no nos separemos. ¿Qué necesidad hay? Sé que hay mujeres que viajan solas y con éxito, pero ¿hace falta que te rebajen la dignidad con miradas y silbidos? Veo dos mundos distintos por aquí, uno cuando salgo con Pimenta al lado y otro cuando salgo sola.

A pesar de esta queja universal, arrancamos en este nuevo país con ganas infinitas de seguir moviéndonos tranquilos y cumplir nuevos objetivos. Tengo claro ya que va siendo hora de ponerme las pilas y encontrar algo que hacer, empezando de a poquito. Así que me puse manos a la obra. Y como es más complicado de lo que parecía, escribo sobre eso al final del post después de las fotitos, con el único fin de desahogarme.

IMG_20160314_134523
Un buen tramo de la calle se fusiona permanentemente con el lago y está llena de pececitos y renacuajos
IMG_20160316_150912
Primer viajecito en Tuk tuk, calentito y movidito
IMG_20160313_145543
A todos nos pirra el coco bien fresquito

dulce2DULCEdulce2

¡Conseguimos nadar hasta el islote Santa Bárbara y volver sin morir en el intento! Parecía cerca, pero una vez en el agua casi preferíamos llamar a una lancha para que nos asista…

picantePICANTEpicante

A Pepper se le murió su amado Nexus 5 de segunda mano. ¡De cabeza a una tiendita a comprar un repuesto y esperar que dure!


¡Quiero ser voluntaria!

Llevo mirando voluntariados desde hace meses en Barcelona, pero aquí decidí pasar a la acción, mandar mails e ir a preguntar. Las conclusiones a las que llegamos son tan esperanzadoras como irritantes. Positivo es saber que en Nicaragua, la ONG One, two…tree me sigue esperando con las puertas abiertas para dar clases de inglés si logramos estar dos meses en Diriamba, con este ritmo raro que estamos llevando. También me hace ilusión haber contactado con Buena Onda, donde tienen distintos proyectos de cooperación con muy buena pinta en Antigua, y acordamos reunirnos una vez lleguemos allí no dentro de mucho. Como estas dos opciones no eran inmediatas por cuestiones geográficas, intenté encontrar algo para una semanita o dos aquí en Petén. Y aquí empezó la locurita de descubrir que cuesta más encontrar un voluntariado que trabajo:

  1. La primera opción, ARCAS, quedó eliminada por salirse del presupuesto. Una semana de trabajo de ayuda a la conservación de animales salvajes nos salía a los dos por más 300 euros (alojamiento compartido y comidas incluidas). ¿Por qué no se podrá colaborar con el tiempo, las manos, las cabeza y el donativo económico que cada uno pueda? :/
  2. Siempre voy consultando workaway, donde principalmente hostels piden unas 25 horitas de trabajo semanales a cambio de cama, para ver si alguno necesita ayuda de corta duración, y me encontré con una organización que ayuda a comunidades mayas con muy buena pinta. Mandé un mail contándoles quiénes somos, que sólo yo tengo tiempo, que Pimenta necesita internet y todo eso, a lo que me contestaron simplemente con el link de la web: La Danta Project. Interesante… La miro, veo que hay un coste mínimo de participación y decido pedirles más info y me ofrezco a ir a hablar con ellos para que sea más fácil. Su respuesta fue, desde luego, la que menos esperaba: capturaladanta¿”Este es mi último mensaje”? Qué manera tan elegante de decir “me importas una soberana caca de vaca”. Descartado.
  3.  Buenas Cosas es otra ONG basada en la permacultura y en la ayuda a familias guatemaltecas mayas en sus comunidades. En su web ofrecen distintos programas a distintos precios, y como me encantaba la idea de ordeñar cabras, tejer hamacas, hacer aceite de coco o aprender a hacer un horno de leña mientras ayudo, decidí ir a su sede para ver qué podíamos hacer. Partía de la base de que ofrecían internet para Pepper, y si yo me ofrecía a ayudar en un programa no específico (a lo que ellos realmente necesiten y no a lo que a mi me gustara más) podríamos quedarnos una semana por unos 140 euros (alojamiento y comidas incluidos). ¡Así que allá fuimos, a conocerles! Llegamos a Bellos Horizontes, comunidad rural en la que se encuentran y llegamos a Buenas Cosas. Nos abrió la puerta un niño y caminamos entre pavos y árboles hasta un área con hamacas dónde había unas tres mujeres y un voluntario austríaco. Nadie nos miró, nadie nos saludó. Rarísimo. Pasados unos cuántos segundos que parecieron eternos la hija de la dueña levantó su mirada de un panfleto y de reojo nos preguntó que qué hacíamos allí. Al explicarle que queríamos ser voluntarios nos dijo que de eso se encarga su madre que llegaría no sabe cuando, en una media hora quizás. Y qué media hora más larga por dios. Ni nos hablaron, ni nos miraron ni NADA. Cuando apareció Angélica, la fundadora de la organización con su cara seria yo ya quería salir por patas. Le expliqué nuestras circunstancias y me dijo que para que nos dé información teníamos que poner 120 quetzales (14 euros) en una cajita. Solo tenía un billetes de 100 y de 50, eso le dije, y mirándome con cara de “es lo que hay” dijo que el pago tenía que ser completo, y allí fui yo con mi cara de circunstancias a echar los 150 quetzales para que alguien me explique como puedo ayudarlos. Solo la vi sonreirnos después de que el dinero estuviera en esa cajita llamada love box. Y a partir de ahí una después de otra… El internet ofrecido en la web de repente era de uso exclusivo para ellos y si Pimenta necesitaba trabajar solo tenía que comprar un módem en la tienda (ok, gracias). Luego la opción de voluntariado sin coste adicional (aparte de los 140 euros que pagábamos ya por cama y comida) se esfumó y solo se podían hacer programas de minímo 150 euros más aparte de los 140 de base, más talleres con coste adicional para que aprendamos de la cultura maya. Ni recorrido por el lugar, ni nada. Salimos los dos con cara de pomelo agrio y confundidos. Y yo super frustrada. No dudo de que ayude a muchísima gente con la organización, pero no tienen derecho a mentir y a hacerte sentir que es un negocio. Su sonrisa y 10 minutos de conversación no deberían valer 20 euros. No me fui de una empresa altamente lucrativa no matter what para meterme en otra.

Y ahora que ya liberé mis alegrías e inquietudes, a dormir que en unas horitas sale un bus eterno a las cascadas de Semuc Champey. ¡Nos morimos de ganas!

IMG_20160313_172337
¡Feliz semana santa a todos! Los que se quedan, los que se van a Bilbo, a Empúries y a donde sea.

 

 

Anuncios

9 comentarios sobre “De la Isla de Flores en Guatemala y mis intentos frustrados de ser voluntaria

  1. Tan dificil es colaborar?! Si te conocieran incluso te pagarían bonbon! Jajajaj un besito des de españa con mucho amol! Me encanta leer tus aventuras! Estoy segura q encontrarás algo muuuuuy guay q cumpla tus espectativas! Besos para los dos! Y sigo echándote de menos!

    Pd: partimos mañana a biblao… Con ivan… Q dios nos ampare…

    Me gusta

    1. Mi sarra y mi sarro ❤ Seguro que sale algo prontito por aquí, y si no… De vacaciones no se vive mal hahahah Tíaaaa, quiero ir mucho a Bilbo con vosotros, por lo que os odio. Suerte con Ivan, ya tenéis vuestra sentencia… Hahahahhaha 🙂

      Me gusta

  2. Holiiii preciosos 💖.

    Me alegro de que estéis más contentos en Guatemala, ¡parece bonito! Y Sel, lo siento, pero me he reído mucho imaginándote con la tal Angélica XD; no hace falta que te diga a quién me ha recordado 😌…

    ¡Un besinho para los dos!

    Me gusta

    1. Ahahahaha. Me las imagino con el símbolo del dolar en los ojitos haciendo algún tratado España-Guatemala. Yyyyy portante bien en Bilbo, no les des el viajecito o ¡no te va a quedar campo pa’ correr!Bisous

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s